La suspensión de un vehículo está compuesta por un conjunto de elementos que se encargan de mantener las ruedas firmes para absorber las irregularidades que pueden presentarse en el camino como pasar por un bache o una superficie inestable. En Alta Mecánica Automotriz Engine contamos con expertos calificados que te ayudarán a saber que es lo que necesita tu suspensión.


Debes saber que la suspensión es una pieza fundamental, ayuda a evitar accidentes graves en la vía y está formada por dos elementos: el amortiguador y las barras de tensión y te contamos a continuación, cómo saber cuándo está fallando.


Cuando la suspensión de carro no está en condiciones óptimas se multiplica el desgaste de otros elementos mecánicos como la caja de dirección o el diferencial y las llantas pueden perder capacidad. Algunos indicios del mal estado de la suspensión de carro son los siguientes:


-Desgaste desigual de los neumáticos: Si los neumáticos presentan un desgaste asimétrico este puede ser un síntoma de un mal funcionamiento de la suspensión.


-Fugas de aceite: Los amortiguadores pueden mostrar manchas húmedas de aceite, las cuáles tienden a convertirse en suciedad. Estas fugas se presentan debido a una rotura en el amortiguador.


-Desnivel: Si en el terreno plano tu vehículo muestra una inclinación excesiva, es decir, se va hacia un lado o está más hundido por detrás o por delante puede estar fallando la suspensión.


-Otras fallas: Si el volante vibra cuando frenas en una curva, si hay rebotes excesivos del vehículo al rodar o si el carro emite ruidos peculiares cuando pasas por baches o curvas puede deberse al mal funcionamiento de la suspensión.


RECOMENDACIONES PARA CUIDADO DE LA SUSPENSIÓN


-Respeta los límites de velocidad. Esto cumple con las recomendaciones para manejar bien, sobre todo en lugares donde el suelo es irregular.


-Esquiva los baches. Evita caer en baches ya que pueden generar mayores presiones a tu vehículo.


-No sobrecargues tu vehículo. El exceso de peso es muy perjudicial para la suspensión de carro, considera siempre la carga que llevas según tu tipo de vehículo.


-Realiza una revisión periódica. Cada 20.000 kilómetros aproximadamente deberías hacer una revisión de la suspensión o consulta con un especialista


-Revisa la presión de los neumáticos frecuentemente. Si notas alguna alteración en los neumáticos delanteros o traseros, así te darás cuenta de que la suspensión de carro está generando problemas.